Tunja

Los primeros pobladores primitivos del altiplano Cundiboyacense llegaron en el milenio 10 A.C. El «hombre temprano» u Homo del Tequendama data del 6375 a. C. de los cuales han sido descubiertos esqueletos humanos, utensilios de hueso y artefactos líticos o de piedra. Hacia el 6000 A.C aparecen los primeros habitantes de la región que eran cazadores y recolectores. Vestigios de su existencia han sido encontrados a 75 km al noreste de la ciudad, en el macizo de Floresta. En el territorio de la ciudad se han encontrado huellas arqueológicas desde el año 150 a. C.. Durante el primer milenio de la era presente, aparecen un tipo de hombres sedentarios agricultores conocidos como los "Herrera" cuya cerámica persiste hasta el siglo IX. A partir de ese momento otro tipo de cerámica se hace dominante. Esta última está relacionada con los muiscas, una sociedad que se desarrolló y cuyo apogeo llegó en el momento anterior a la conquista. Los muiscas son un pueblo de la familia chibcha proveniente de Centroamérica. Su vía de inmigración posiblemente fue a través de Panamá hacia la región Andina​

Yo soy Boyacense

1/2
download.png

    © 2016 Caralbe