Tarde de Toros en Las Ventas

Recientemente les envié una foto con mi primera experiencia de asistir a una corrida de toros en la Plaza Las Ventas de Madrid. He recibido diferentes respuestas y algunas de ellas muestran su inconformidad con este tipo de espectáculos, algo que respeto, me parece justo y mis disculpas si alguien se sintió ofendido. 
Debo aclara que mi motivación estuvo guiada por:

  • La curiosidad de ver un espectáculo que está considerado Patrimonio Intangible de la Cultura de España, que ha trascendido allende los mares a la cultura internacional (literatura, cine, teatro y música).

  • Tener la experiencia para adquirir mi criterio personal y que nadie me cuente en que consiste el espectáculo. 

  • Hacer un análisis de los principios que expresan los “animalistas”.

  • Por último, y lo principal, tomar fotografías como reto a que salieran buenas.

  • Lo primero que hice fue buscar información sobre la “tauromaquia” y me encontré en Wikipedia un artículo muy completo que se los recomiendo (https://es.wikipedia.org/wiki/Corrida_de_toros). No me asombro de que existen noticias documentadas sobre fiestas de toros en Cuéllar (Segovia) en el año 1215, y que los “animalistas” ya existieron desde esa época (no es invento moderno) y ambos se han mantenido y desarrollando continuamente hasta nuestros días. 

Mis conclusiones personales:

  1. El espectáculo está regido por reglas bien establecidas que hay que respetar. No es anárquico.

  2. Todos los que participan van engalanados y con garbo. La música te envuelve en la atmósfera del espectáculo.

  3. El torero es una persona con un valor extremo y es respetuoso con el toro, que a veces indultan. Su actuación me recordó a una danza flamenca en la que arriesga su vida.

  4. El toro es un animal impresionante que ronda las 600 libras de peso y embiste como un tren.

  5. Los picadores y banderilleros es quizás la parte más conflictiva porque hay que debilitar al toro para poder hacer la estocada. Si no se debilita ese toro no creo que haya forma de hacer la estocada. Si trabajan bien los picadores y banderilleros es lo que puede hacer la diferencia entre espectáculo con crueldad y arte… a mí no me gustaron los picadores, hasta tuve el sentimiento de que el toro lo tumbara.

  6. La estocada, cuando es limpia, es una forma de matar al toro que me pareció más arte que crueldad. Tengo en cuenta los toros diarios que se mata para el mercado. Cuando el torero no es bueno entonces sí se convierte en un espectáculo grotesco que no me gustó para nada.

  7. Los animalistas se están adjudicando créditos que no les pertenecen. Respeto sus sentimientos pero no creo que tengan derecho de eliminar un espectáculo que va en las raíces de España. Si no les gusta con no ir al espectáculo es suficiente.

  8. Me parece más cruel y brutal el boxeo y el “kickboxing” que los toros y nadie dice nada.

  9. Quizás vuelva a ver los toros cuando me garanticen que los toreros son de excelencia, si no… paso.

Pasodoble taurino

download.png

    © 2016 Caralbe