Canto Visigodo (Pacem Meam)

Pla de Nadal

Yacimiento de Casa Visigoda

La villa áulica de época visigoda del Pla de Nadal, ubicada en Riba-roja de Túria, constituye un ejemplo prácticamente único en las tierras valencianas de conjunto arquitectónico residencial, paradigmático del estamento nobiliario de la Antigüedad tardía. Este excepcional recinto de fachada torreada y pórticos perimetrales, al modo de las villae romanas con torres avanzadas típicas de la Germania romana, debió estar dotado al menos de dos plantas que alcanzarían los doce metros de altura; una superior, aula dominical, donde estarían instalados los numerosos frisos y elementos escultóricos tallados a bisel, que constituyen la singularidad más específica de este yacimiento, y una planta baja rústica (la conservada y visitable) destinada al almacenamiento de grano, vino o aceite en grandes doliae. Los restos arquitectónicos conservados configuran una trama espacial orientada hacia los puntos cardinales, con una notable simetría de los espacios respecto de un plano norte-sur, señalados por los vanos de las puertas que se abren, centrados, en los dos muros laterales del mayor ámbito preservado. El cuerpo principal está formado por una nave central rectangular de 17 m. de longitud por 5,30 m. de anchura, orientada según un eje este-oeste y delimitado, en sus lados mayores, por sendos muros de mampostería. En estos muros pueden observarse restos de ventanas, tres a cada lado de las puertas mencionadas. Los flancos menores se abrían a sendos atrios o vestíbulos cuadrangulares accesibles a través de tres arcos de herradura sobre impostas bajas, de extraordinario interés para la historia de la arquitectura. Este conjunto residencial fue proyectado y construido con materiales locales por artesanos hispanorromanos cristianizados para un significado personaje de la sociedad hispano-visigoda, como sede emblemática, en la segunda mitad del siglo VII de nuestra era, de acuerdo con cánones arquitectónicos clásicos de tradición vitruviana, modificados por los procesos de descomposición de la cadena productiva edilicia romana, lo que se plasma en la reutilización de materiales arquitectónicos romanos (impostas, fustes, capiteles, sillares…) expoliados en algunos casos de la antigua Edeta, y en el uso abundante de la madera en sus característicos muros de mampostería.

download.png

    © 2016 Caralbe