Real Monasterio de Santa María de Guadalupe

El origen del Monasterio se debe a la ermita que se levantó cuando, a finales del siglo XIII, se descubre la imagen de la Virgen de Guadalupe junto a un río. La imagen de la Virgen -talla del S.XII y de madera oscura- se convierte en un modelo de la iconografía mariana en el Nuevo Mundo. El rey Alfonso XI decide restaurar esta pequeña iglesia y ofrece a la Virgen la victoria de la Batalla del Salado en 1340. Desde entonces el Real Monasterio se ha convertido en el centro religioso y de peregrinación de Extremadura.  En su interior se aprecia el estilo gótico, mudéjar, renacentista, barroco y neoclásico. está creado desde los siglos XIII al XVIII. Es histórica y conocida la relación que tuvo este monasterio con los Reyes Católicos y Cristóbal Colón. Los reyes recibieron aquí a Colón en 1486 y 1489, en 1492 tras la conquista de Granada vinieron a este lugar en busca de paz y descanso. En 1493 volvió Colón a Guadalupe en cumplimiento de la promesa escrita en su diario de a bordo para dar las gracias por el descubrimiento de América.

A lo largo del siglo XV y XVI se finaliza el claustro mudéjar, se construye el edificio del mayordomo, el claustro gótico, el átrio y otros elementos externos. También se reconstruye el Templo, de estilo gótico. En el siglo XVII  se construye el camarín de la Virgen y la sacristía del Monasterio de Guadalupe, en la que actualmente se exponen obras de Zurbarán. En el siglo XVIII se construye la Iglesia Nueva, convertida posteriormente en auditorium. El coro y la sillería son obras de Manuel de Larra Churriguera, de mediados del siglo XVIII. La imagen de la Virgen de Guadalupe está datada en los siglos XII-XIII.

Join Me

1/7
download.png

    © 2016 Caralbe